9 consejos para ahorrar con tu primer trabajo.

Ahorrar dinero no es fácil, pero queremos ayudarte un poco, con estos consejos, con los que conseguirás tus objetivos.

9 consejos para ahorrar con tu primer trabajo

Si estás leyendo este post sobre consejos para ahorrar con tu primer trabajo será porque, después de mucho tiempo en el colegio y más tarde en la universidad, en fin, estudiando, has conseguido tu primer trabajo serio, no vamos a contar cuando trabajabas en el campamento de verano o de camarero en bodas o comuniones. Tampoco vamos a decir que es el trabajo de tus sueños, a pocas personas les pasa eso, estás en una etapa de probar y de aprendizaje, hay que tener paciencia.

Te llega tu primer sueldo mensual y entonces te ves con cierta cantidad en tu cuenta bancaria, algo que no había pasado antes. Por tanto, empiezan las ganas de comprarse los caprichitos que siempre has querido, pero ojo, que esos caprichos no son baratos, y acabas gastándote más dinero de lo que deberías y no consigues ahorrar dinero ni para pipas. Por eso te presentamos estos consejos, para que puedas ahorrar sin vivir a dos velas.

Aquí te dejamos algunos tips:

1 – Ponte un objetivo de ahorro.

Parece algo obvio, pero como todo en la vida, sin tener un objetivo claro y realista al que dirigirse, vamos perdidos y cuesta alcanzar las cosas que nos proponemos. Por eso mismo, es muy importante ponerse una cantidad que se quiere llegar a ahorrar en X periodo de tiempo. Por ejemplo, 1.000€ en 4 meses. Tendré que ahorrar 250€ cada mes y sé que eso no lo puedo tocar. Siempre siendo realistas entre la relación de sueldo-gastos fijos.

2 – Establece un presupuesto mensual. Anota los gastos.

Va unido al consejo número 1. Hay que ponerse un ahorro fijo mensual y también un tope de gastos, por ejemplo, gastarse hasta 100€ en cenas. Te recomendamos que anotes todos los gastos que vayas teniendo en el día a día. Es verdad que puede parecer un poco pesado, pero no tardas nada en anotarlo y al final te acostumbras. Si te has gastado 14,90€ en una cena, pues te abres tu nota en el móvil y anotas ese gasto. Y al final de mes, lo pasas todo a un Excel de gastos y así podrás ver cuáles son las cosas donde gastas más dinero y de dónde tienes que recortar para los próximos meses. Porque si no llevas un control, al final, no sabes por dónde se está yendo el dinero.

3 – No compres por impulso y compara.

Cómo mola comprar, si, lo sabemos. Con el primer trabajo y por ende, con tu primer sueldo nos creemos ricos. A todos nos pasa. Estamos por la calle y vemos algo y enseguida lo queremos, o que estamos aburridos en casa llenando el carrito de alguna web y click, comprar. Pero hay que saber controlarse al comparar. Lo ideal es tener una “wish list” con las cosas que necesitamos o queremos, e ir teniendo el objetivo de comprarlas con el tiempo. Así vamos a ahorrar dinero y podemos comparar productos similares de distintas marcas y ver cuál merece más la pena, teniendo en cuenta la relación calidad-precio.

4 – Aprovecha las ofertas y las rebajas.

Si tenemos una “wish list”, podemos ir ahorrando y planeando el gasto para cuando sean las rebajas, así nos saldrá más barato. También, a la hora de comprar en el supermercado, si buscamos las ofertas tipo 2×1 o, la que te ponen un bote grande con X porcentaje gratis, conseguiremos no gastar más de lo necesario. Aunque parezca poquito, cada céntimo suma.

5 – Ocio gratuito. Haz deporte al aire libre.

Sí, como suena, hay ocio, el cual, es gratuito. En ocio metemos tanto el irse de fiesta con amigos, visitar museos, como hacer deporte. Por ejemplo, es bueno estar al tanto de todos los eventos que se organizan en tu ciudad y sean de tu interés, muchos de ellos son organizados por el ayuntamiento y son ¡gratuitos! En cuanto al deporte te recomendamos que pruebes hacerlo al aire libre, en vez de ir al gimnasio. Se puede salir a correr o andar por tu ciudad o pueblo, además de usar las barras que seguro que habrá en algún parque donde vivas para realizar ejercicios de musculación. Hacer deporte al aire libre aporta más beneficios que en un recinto cerrado, y si puedes hacerlo en medio de la naturaleza mucho mejor. Más beneficios para tu cuerpo y tu bolsillo.

6 – Muévete en bicicleta o andando.

Poco a poco en las ciudades es más difícil moverse con el transporte privado, por lo que tienes dos opciones para desplazarte de manera sencilla, además de ser más económicas. Puedes utilizar el transporte público, ya sea metro, bus, o tranvía. O ir a tu destino haciendo ejercicio, andando o en bicicleta, dependiendo de la distancia. De esta lista de consejos para ahorrar este es el que más beneficios te puede aportar, un 3×1. Además de ahorrar, harás deporte y no contaminarás.

7 – Cocina en casa.

Ir a cenar o comer fuera de casa está muy bien, pero cocinar en casa, también puede ser divertido. Aprende a cocinar con recetas de Youtube. Cuando hagas quedadas con tus amigxs propón una cena en casa o una barbacoa en el campo. Además, ya sabemos que cocinar cada día después del trabajo para comer al día siguiente, da mucha pereza. Por eso te proponemos que te unas a la nueva tendencia, el Batch Cooking, que se basa en cocinar toda una tarde para el resto de la semana. Así podrás tener en el congelador cada comida. que necesites para el trabajo, y de esta manera, no tendrás que cocinar más durante la semana, ni gastarte dinero en comer en un restaurante o pedirte comida.

8- No uses la tarjeta.

Utilizar la tarjeta es algo muy sencillo, cada vez en más sitios puedes pagar lo que consumas con ella. Por lo que es una herramienta muy útil, pero quizás eso sea peligroso para nuestros gastos, ya que perdemos la percepción del dinero que gastamos. Por eso te recomendamos que salgas de casa con el dinero en efectivo que creas que vas a necesitar, o que vayas al cajero automático o saques dinero con alguna app alternativa de retirada de dinero.

9 – Controla los pequeños gastos.

Este último tip de los consejos para ahorrar con tu primer trabajo es muy importante, porque no solemos fijarnos en los gastos que hacemos que implican un pequeño desembolso. Pensamos que como son pequeñas cantidades, no pasa nada. El problema es cuando sumamos todos esos pequeños gastos al final de mes y vemos la suma total.

Un ejemplo bastante común, es salir de casa sin dinero en efectivo, y nos surge la necesidad del mismo. Cómo podría ser pagar en un establecimiento que no acepta pagos con tarjeta o no permite pagos inferiores a 10€ (por ejemplo) con tarjeta. Entonces, tenemos que buscar cuál es el cajero más cercano, ¡y sorpresa! No hay ninguno de nuestra entidad bancaria, por tanto, tenemos que sacar dinero de un cajero automático que no pertenece a nuestro banco y nos cobran unas altas comisiones, algo que aceptamos porque necesitamos el dinero o “nos merece la pena”.

Así que, tenemos que intentar que los gastos “innecesarios” sean lo más bajos posibles. Para sacar dinero os recomendamos Gelt Cash, la app con la que podrás sacar dinero de cualquier tipo de comercio con una primera retirada mensual gratuita y las siguientes mucho más competitivas que la de la mayoría de los bancos. Solo tienes que abrir la app y ver cuál es el Punto Gelt más cercano y podrás sacar dinero sin tarjeta. Ahorrarás dinero en comisiones y tiempo al no tener que estar buscando un cajero automático de tu banco.

Esperamos que estos consejos para ahorrar con el sueldo de tu primer trabajo te sean de utilidad y puedas ahorrar dinero para cosas más importantes, como viajes y las cosas que realmente quieres y necesitas.